SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Carta

Maternal monstruo

 

Leí la carta de Carmen, acerca de su madre psicópata (Mi mamá la psicópata). La comprendo perfectamente, ya que estoy en condiciones similares: soy hija única, criada por una madre que permanentemente me hostigó emocionalmente. Y como no podía ser menos, un padre \"a la sombra\", simbólicamente ausente, dejándolo todo a criterio de ella. Siempre fui para mi madre \"la peor de todas\". Permanentes descalificaciones: jamás creyó en mis ideas y percepciones, siempre anduvo desvalorizándome y comparándome con \"otras hijas mejores\".\"Tengo una hija loca\", la oí murmurar una vez cuando era adolescente. Y mi padre muy buen hombre, muy inteligente, pero nunca comprendió esta realidad de abuso emocional por parte de ella, cosa que detectó de entrada uno de mis psicoterapeutas. Porque fueron años y años de terapia, unos cuantos sin resultados.

Yo intenté \"ganarme\" desde muy pequeña el afecto de este maternal monstruo (porque hoy en día lamentablemente caí en la cuenta de que ella forma parte de la subespecie psicopática). Fui la mejor alumna tanto en la escuela primaria como en el secundario. Le \"ofrendaba\" mis mejores calificaciones a ta mujer, absolutamente INSACIABLE. Siempre quejándose, viendo los defectos de todo, protestando por todo. Y como me tuvo siempre a mano, me tocó ser el tacho de toda su basura mental. Ahora me endilga que yo la \"enfermé\", que el problema de toda su desgracia en la vejez siempre he sido yo, que inclusive \"ya lo decía mi padre\" (a quien ya no tengo desgraciadamente a mi lado porque falleció hace unos 3 años)

Y así fue toda mi vida: sobrellevando horrendas discusiones, peleas espantosas, donde mi padre y ella siempre me echaban la culpa a mí de todas las calamidades acontecidas, por ser \"rara\", \"rebelde\"...

A mis 16 años, ante una angustiante sensación de descontrol y con una autoestima \"por el piso\", caí en una anorexia nerviosa. Años de tratamiento, años de dolor, de andar de médico en médico, sintiéndome absolutamente incomprendida, y ya con ganas de morirme por no dar más. Y siempre esta mujer con sus exigencias e inconformismos, con sus cuestiones \"bifrontes\"... Sí, porque con sus amigas y conocidos se manifiesta como una \"dulce y amable señora, caritativa y comprensiva\" !!!!  Pero el infierno es en casa.

Y aquí estoy ahora, pasados los 40, supuestamente recuperada de la anorexia, pero fracasada en todo: fracasada como hija y como madre, porque ni siquiera pude tener un hijo.

Recién acabo de sobrellevar otra discusión, donde los reproches son cada vez más fuertes. Y esto se va poniendo inaguantable. Si bien ya no vivimos juntas, por motivos financieros (y debo admitir que por mi propia conciencia moral) la visito cada tanto, pero cada vez que la veo, es un tormento.

Dr. Marietan, ¿cómo logro el contacto cero con ella? Es realmente posible? ¿Cómo hago para que no me afecten sus horrendas apreciaciones acerca de mi persona? ¿Cómo soporto sus embates aloplásticos dirigidos concretamente hacia mí?

Gracias por su sitio y por estar.

Carmen - o como sea tu nombre - no eres la única, ya lo has visto. Un beso para ti.

 

 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI